453 0

Intel lleva tiempo desarrollando la próxima nueva generación de procesadores con arquitectura Cannonlake, siendo los primeros en utilizar el nuevo proceso de fabricación de 10 nm, lo que permitirá una gran reducción en el consumo de energía así como también una mejora en el rendimiento frente a la actual generación Kaby Lake fabricado en 14 nm.

Chip IntelHace unos días desde Intel confirmaron tener listo el proceso de fabricación en 10nm, lo que abriría las puertas a fabricar Cannonlake en las próximas semanas. Ellos son los primeros interesados en sacar esta nueva generación cuanto antes, pero quieren hacerlo bien y sin prisas para tener un lanzamiento perfecto y fuera de posibles errores como les ha ocurrido a AMD con Ryzen.

El presidente de la división de PC, IoT y diseño de chips de Intel, Ventaka Renduchintala ha comentado ahora a varias fuentes que es muy posible que no veamos Cannonlake hasta mediados de 2018, comenzando su producción en masa a principio de año.

Intel Cannonlake y los 10mn

Potencia porcesadores Intel

La arquitectura Cannonlake fabricada en 10 nm será un gran avance tecnológico por parte de Intel, ya que como confirmaron la semana pasada durante la Tech Day, permitirá 2.7 veces más cantidad de transistores en el mismo espacio que los 14 nm lo que repercutirá a que la fabricación de cada chip les costará un 30% menos. Dicha reducción no se verá reflejada en el precio final de venta, aunque si es de esperar  que acabará repercutiendo al cliente aunque en menor medida.

Además, Cannonlake tendrá un 25% más de rendimiento frente a Kaby Lake y un ahorro de energía de un 45%, por lo que estamos ante una nueva generación que sí da un salto significativo respecto a su antecesor.

Intel y su rival AMD Ryzen

Chip Ryzen

En Intel parecen no mostrar preocupación alguna con los nuevos AMD Ryzen, ya que lejos de lanzar la nueva generación cuanto antes, prefieren esperar a tenerlo todo perfectamente acabado y atado. Lo cierto de todo esto es que Intel estaba sola en el mercado PC hasta que llegaron los procesadores Ryzen a principios de año. Aunque es cierto que los nuevos procesadores de AMD muestran fallos graves en el rendimiento en algunos procesos y sobretodo en videojuegos, ahora es cuando empiezan a salir los primeros juegos optimizados como es el caso de Ashes of the Singularity donde aprovechan al máximo la CPU y se consigue una mejora considerable.

En Intel deberían de tener motivos suficientes como para apresurar la producción de Cannonlake y que lleguen cuanto antes al usuario. Veremos que acaba pasando durante los próximos meses en la interminable batalla entre Intel y AMD.

En este artículo...

Participa en la conversación


¡Síguenos en  TWITTER y FACEBOOK!
Grupo de Telegram