1358 0

Parece que el buque insignia del tercer fabricante a nivel mundial, es decir, el Huawei P10, va a dar mucho que hablar en las próximas semanas y desafortunadamente, no por buenas noticias. El nuevo dispositivo de la firma china está acaparando muchos titulares a causa de haber utilizado chips de almacenamiento más lentos en algunos Huawei P10 que ha comercializado.

Desde hace varias semanas, los compradores del nuevo P10 están quejándose a la compañía al comprobar que los valores obtenidos en los análisis realizados, tenían más en común con lo esperado con una memoria eMMC 5.1 en lugar de UFS 2.1 como señalaba la web de Huawei. En cifras, la variación de velocidad implica un descenso de entre 550 y 750 MB/s a unos mucho más modestos 250 MB/s. Dicha diferencia, la podremos comprobar en la velocidad cuando realizamos la copia de archivos o en la instalación de apps. Como se consecuencia, el Director de la división de móviles de la compañía, Richard Yu, explicó el pasado 20 de abril que Huawei había utilizado en algunos P10 chips de memoria flash eMMC, más lenta que la memoria UFS 2.1, debido a una “falta severa de suministros“. Sin embargo, Yu aseguró que la experiencia de usuario no deberá verse afectada, cuando todos sabemos que el uso se ve drásticamente alterado.

Tras la avalancha de críticas sobre la compañía, la situación se complicó cuando Huawei, sin dar ningún tipo de explicación, eliminó las referencias a la memoria UFS en la ficha técnica del Mate 9 (modelo de gama media de la firma) y retiró de su tienda de aplicaciones el benchmark Androbench. Más tarde, Huawei volvió a añadir la referencia a almacenamiento UFS 2.1 ayer, y explicó a la agencia Reuters que la había eliminado temporalmente “para evitar confusiones” mientras confirmaba que todos los Mate 9 llevan memorias UFS 2.1.

Yu rectifica y reconoce arrogancia

Con esta crítica situación, Yu ha vuelto a la conocida red social china, Weibo y ha publicado una carta enviada a los empleados de Huawei ayer donde explica que la controversia sobre el rendimiento del almacenamiento de los teléfonos ha sido una “llamada de atención”, y ha reconocido que reaccionó “con arrogancia” ante los consumidores.

Al mismo tiempo, Yu señala que Huawei ha creado un departamento con el fin de atender con mayor atención a sus clientes y que tomará una serie de medidas que aún desconocemos.

Así pues, parece que rectificar es de sabios y Huawei ha decidido reconocer su error y escuchar a sus usuarios, ya que no se le puede olvidar que si se ha convertido en el tercer fabricante a nivel mundial de smartphones es gracias a ellos.

 

Vía: Reuters

En este artículo...

Participa en la conversación


¡Síguenos en  TWITTER y FACEBOOK!
Grupo de Telegram