313 0

Aunque ya se conocía desde hace algunas semanas, no ha sido hasta ahora cuando el Parlamento Europeo lo ha hecho oficial. Hasta ahora viajar al extranjero con un SmartPhone nos suponía un pequeño quebradero de cabeza, puesto que las tarifas de roaming eran excesivas.

En España, por ejemplo, la única compañía que decidió eliminar por cuenta propia el roaming en alguna de sus tarifas fue Vodafone, pero a partir de junio este sobrecargo dejará de existir para cualquier persona, sea de la compañía que sea. El Parlamento Europeo ha dado estos días el paso final en el proceso para acabar con el servicio de roaming dentro de la Unión Europea.

El roaming desaparecerá a partir del próximo 15 de junio

Parlamento-Europeo1

El 15 de junio es la fecha a partir de la cual podremos movernos libremente por países de la Unión Europea sin miedo a altos cargos en nuestra factura telefónica.

Además, el precio en el servicio de datos irá disminuyendo con el paso de los años, pasando de los 7,7€ por GB consumido hasta llegar a los 2,5€ por GB que costaran en el año 2022.

Excelentes noticias pues, para cualquier integrante de la Unión Europea que hasta ahora tenía que asumir un sobrecargo importante si no contaba con un plan específico con su compañía.

Pero, ¿realmente el roaming será gratuito?

Anteriormente, hemos conocido la cara “amable” de la regulación aprobada por la UE. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y ahora entenderéis por qué.

Según el informe “Zero Roaming. A pitfall of European regulation”presentado por Altran España, denuncia que la UE no ha tenido en cuenta factores como el turismo masivo o la calidad de las redes. Como consecuencia, podría traducirse en una subida de las tarifas nacionales por parte de nuestro operador. Provocando que el llamado “Zero Roaming” haga que nosotros paguemos por las tarifas de los turistas de manera indirecta.

Una de las principales denuncias del informe es que la Unión Europea no habría tenido en cuenta la estacionalidad. Es decir, en países como en España donde el volumen de población en época estival puede multiplicarse por 10 a causa del turismo. Por tanto, al tener que preparar las redes para soportar estos picos de transmisión, las operadoras tienen que invertir mucho más en redes, en comparación a otras compañías de otros países. La nueva regulación de la UE hará que eso no importe: el operador que invierte poco o nada puede aprovecharse de las redes de otros países que invierten más.

Aunque el fin del roaming ha llegado, los usuarios podrán recibir un sobrecargo a su tarifa nacional si han estado más en otro Estado miembro que en el propio o si han gastado más datos durante sus viajes por la UE. El sobrecargo que podría aplicar la operadora si el cliente no puede justificación esta situación es la siguiente:

  • 3.2 céntimos por minuto de llamada de voz
  • 1 céntimo por SMS
  • 7.7 € por 1 GB de navegación

Adiós al Roaming en Europa Así pues, el problema de cara a las compañías se presenta en la rentabilidad que van a tener a causa de la bajada progresiva de los precios desde este año hasta el 2020. Es decir, si el coste del mantenimiento de las redes supera a los beneficios que las compañías obtendrían, lo que está claro es que aquí los que vamos a perder vamos a ser los consumidores y no las empresas.

En referencia al acuerdo con el que se puede llegar con el Reino Unido a causa del Brexit, el Parlamento Europeo no ha dado ninguna información al respecto.

En este artículo...

Participa en la conversación


¡Síguenos en  TWITTER y FACEBOOK!
Grupo de Telegram