550 0

Llevo toda la vida, por así decirlo, estudiando. Inicialmente en el colegio, pasando seguidamente al instituto y actualmente en la universidad. Junto con el paso de los años, se ha llevado a cabo también una serie de avances tecnológicos increíbles como son la expansión del internet o la aparición de nuevas herramientas de trabajo como lo puede ser el iPad. ¿Por qué no aprovechar todas estos privilegios para facilitarnos el día a día?

Obviamente todo depende del tipo y área de estudio de cada uno pero, personalmente como proyecto de Ingeniero Informático, el iPad puede llegar a ser una genial herramienta de trabajo.

Toma de apuntes

Con respecto a tomar apuntes siempre nos encontramos con dos bandos: los que prefieren armarse con un buen teclado (o directamente sobre el iPad claro está) y escribir sobre algún editor de texto “a ordenador” y los que como yo preferimos escribir a mano alzada.

En el primer caso disponemos de una enorme variedad de aplicaciones, ya sea con la app de Pages, en la nativa de Notas o con editores de texto plano como Ulysses entre otras muchas opciones.

Escribiendo con el Apple Pencil
Apple Pencil + Goodnotes

En el segundo caso ya lo tenemos más complicado, ya que lo más aconsejable es armarse de un buen lápiz táctil para facilitarnos la tarea y encontrar una buena aplicación con la que redactar. En mi caso utilizo el Apple Pencil junto con la app de GoodNotes, con la que se pueden tener distintos cuadernos según las asignaturas. Así pues dibujar diagramas o escribir largas demostraciones matemáticas no serán más un dolor de cabeza.

Además, si lo tuyo es el diseño gráfico, tienes la posibilidad de exprimir al máximo el potencial del Apple Pencil con la ayuda de aplicaciones como Procreate o Autocad si buscas una solución más técnica.

Gestión de archivos

Seguramente te encuentres con el problema de que tienes un gran número de transparencias o apuntes que quieras consultar a menudo.

Si el internet no es un problema, siempre podemos aprovecharnos de algunas de las múltiples plataformas de almacenamiento online como lo son iCloud Drive, Dropbox, Google Drive o OneDrive (ya dependiendo de la elección de cada uno) para poder guardar de forma ordenada todos estos documentos.

Si por el contrario queremos almacenarlos de manera local, en mi caso utilizo la app Documents, con la que guardar todo tipo de archivos y abrirlos desde ahí en la aplicación deseada, teniendo en la propia aplicación un buen visor de documentos más que suficiente para el uso diario que se le pueda dar.

Aplicaciones específicas

Como ya he comentado anteriormente, todo esto depende de las necesidades y gustos de cada uno. Mi uso principalmente se ha basado en la programación, para lo que he usado la aplicación de Textastic, que aunque no compila, tiene una interfaz bastante agradable y diferencia bastante bien la sintaxis de muchos lenguajes así como tiene diferentes añadidos técnicos.

Además es de destacar la versión en forma de aplicación de WolframAlpha (que resuelve multitud de problemas matemáticos) o Mindnote (para realizar mapas mentales de una forma sencilla).

Todo ello junto con la opción de poder utilizar aplicaciones simultáneas gracias al Split View añadido en la última versión del sistema operativo móvil de Apple, hacen que trabajar con el iPad sea una excelente opción.

En este artículo...

Participa en la conversación


¡Síguenos en  TWITTER y FACEBOOK!
Grupo de Telegram