El rendimiento de los nuevos iPhone destroza a la competencia

Superan incluso a los últimos iPad Pro y MacBook Pro. El nuevo A11 Bionic es el SoC móvil más potente jamás creado.

Cuando Apple afirmaba durante la Keynote del pasado martes que el nuevo SoC A11 Bionic era el chip más potente jamás creado, no se equivocaban, y ahora con los primeros Benchmarks llegan los resultados oficiales.

El nuevo chip A11 “todoterreno” que encontramos tanto en los iPhone 8 y 8 Plus como en el iPhone X aplastan por completo a toda la competencia. 

Comparativa gráfica

En el siguiente gráfico elaborado por los chicos de GSMArena podemos observar como los nuevos iPhone se alejan bastante de los últimos terminales tope de gama presentados por la competencia.

Señores, el truco no está en dotar de más núcleos a la CPU o de más GB a la RAM.


Doble de potencia en Single Core

En los primeros tests realizados con el famoso programa Benchmark 4, se muestra como los nuevos iPhone doblan en rendimiento single-core a los recientes Samsung Galaxy S8/S8+ y Note 8.

Con la utilización del multi-core podemos ver como también supera con creces a los móviles más potentes que tiene Samsung y que ha lanzado al mercado recientemente.

Está claro que la altísima optimización de iOS juega un papel esencial en este apartado.


Cuando las cifras pierden el significado

Por poneros un ejemplo bien claro. El Samsung Galaxy Note 8 viene equipado con 6 GB de memoria RAM y un procesador de 8 núcleos. Con Apple, los números pierden parte del significado.

Los nuevos iPhone incluyen un procesador de 6 núcleos y 3 GB de RAM

Para aquellos usuarios que solamente se fijan en los números y que afirman que “cuanto más, mejor”, decirles que cuando Apple se mete por medio, las cifras por si solas carecen de sentido.


Más potente también que los nuevos iPad Pro y MacBook Pro

No solamente destroza en rendimiento a los terminales más potentes de la competencia, sino que también supera holgadamente a dispositivos teóricamente más potentes como son el iPad Pro y MacBook Pro.

Single Core

Las pruebas realizadas utilizando un solo núcleo arrojan una superioridad de unos 300 puntos más que la última generación de iPad Pro. Si metemos en el mismo saco al iPhone 7 o primera versión del iPad Pro, el rendimiento aumenta hasta ofrecer unos 900 puntos más, un incremento más que significativo.

También supera en potencia al MacBook Pro (Late 2016), algo realmente sorprendente y que abre la puerta a un posible MacBook con chip ARM.

Multi Core

En el momento que el procesador pasa a trabajar con varios núcleos de forma simultánea (multi-core), es cuando más se nota la optimización empleada con el nuevo SoC A11 Bionic que junto con el resto del hardware, ofrece prácticamente el doble de potencia respecto al iPhone 7 Plus; el rendimiento supera también a la última generación de iPad Pro llegando a ofrecer hasta 800 puntos más.


¿Por qué el iPhone 8 es más potente que el iPhone X?

 

Si todos los nuevos iPhone comparten los mismos componentes a nivel de potencia técnica, ¿por qué el iPhone 8 es más potente que el X?

En el rendimiento de un dispositivo influyen muchos factores más allá del hardware empleado. Aunque ambos terminales comparten gran parte de los componentes, existen notables diferencias. El panel IPS LCD que encontramos en los iPhone 8/8 Plus de menor tamaño, son totalmente distintos a los paneles OLED de mayor tamaño que tenemos en el iPhone X. Los recursos destinados a ambos terminales son ligeramente distintos.

Mientras que el iPhone 8 es un terminal completamente maduro, el “X” representa ser la base de los próximos iPhone.

Asimismo, Apple lanza al mercado los nuevos iPhone 8/8 Plus con un nivel de madurez completa, mientras que el iPhone X es un hardware arriesgado y totalmente nuevo, que llega en una primera versión, por lo que no podemos pretender que esté igual de optimizado y por ende, nos ofrezca el mismo resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te gustaría